En algunas playas de la zona donde llegó el crudo, como Boca de Aroa, habitan moluscos que mueren tras mantener contacto con el petróleo

La bióloga Julia Álvarez, especialista de la Sociedad Venezolana de Ecología, explicó que los daños ambientales provocados por el derrame petrolero, ocurrido en las costas del estado Carabobo, necesitarían aproximadamente 50 años para ser subsanados, ya que, afectó ecosistemas frágiles como el de los arrecifes de coral, luego de extenderse por el Parque Nacional Morrocoy.

Álvarez, junto a la presidenta de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional (AN), María Gabriela Hernández, señaló que aún no se sabe con precisión el tipo exacto de crudo y la cantidad derramada en el mar desde la refinería El Palito.

Mediante un foro virtual, detalló que “el derrame lamentablemente tiene efectos inmediatos, a corto, mediano y largo plazo. A través de estudios científicos se pronostica que las consecuencias negativas sobre ecosistemas y sus componentes pueden afectar 50 años o más”.

Agregó que “la extracción de algunos moluscos, es “uno de los principales medios de sustento para los lugareños, pero que al caer el crudo ahí los primeros organismos que fallecen son estos”.