Los efectos son perjudiciales para la salud y el ambiente, alertó el biólogo Alejandro Luy

La promoción del uso de la leña para cocinar -por parte de militares y dirigentes oficialistas- es un daño para el ambiente y para la salud, alertó el biólogo Alejandro Luy, gerente general de la Fundación Tierra Viva.

“Cocinar con leña es un retroceso, es volver a la prehistoria con efectos perjudiciales para la salud”, acotó.

Es muy grave que una autoridad promueva la leña, alertó el ambientalista.

Las autoridades deben entender que el mensaje que envían posiblemente orienta a buena parte de la población, explicó Luy en entrevista con Unión Radio.