No es la primera vez que son avistados caimanes en costas de Miranda, indicó este viernes el biólogo Carlos Alvarado, encargado del programa de conservación del caimán del Orinoco en el hato El Cedral. “En Venezuela hay cero casos de ataques de cocodrilos a humanos”. Recordó que todas las especies de cocodrilos están bajo régimen de protección legal.

Es un animal de hábitos nocturnos, que en el día está tranquilo tomando sol, describió en entrevista con Unión Radio.

Solicitó no dañarlo, sino avisarles a las autoridades competentes, como Inparques o Bomberos Marinos.

Está terminando la temporada de lluvia, aumenta el nivel de agua de las lagunas costeras, esto ocasiona que los reptiles pasen a las costas de Higuerote, describió. Además está cambiando la temperatura del agua, lo que hace que el agua profunda ascienda y que haya más nutrientes en la superficie.

El biólogo también pidió entender que los humanos hemos expandido nuestras fronteras, lo que nos ha hecho reducir el área de distribución de la especie y degradar su hábitat.

En Venezuela se usa la palabra caimán para referirse a los cocodrilos. En Venezuela tenemos el caimán del Orinoco y el caimán de la costa, además de otras especies de aligatorades: el babo negro, el morichalero y el babo.