La ARC propuso instalar tres mesas de negociación para abordar, entre otros aspectos, la crisis económica y la emergencia humanitaria

La Alianza por el Referendo Consultivo (ARC) remitió una carta a Nicolás Maduro y Juan Guaidó en la que expresa su preocupación por el destino del proceso de diálogo y negociación entre el gobierno y la oposición parlamentaria, y además propone 10 recomendaciones para que el proceso no se detenga.

Enrique Ochoa Antich, integrante de la ARC, señaló que es necesario incorporar a la mesa de negociaciones al “tercer sector”: la otra oposición diferente a la AN, formada por sectores disidentes de la exMUD y por chavistas disidentes del madurismo.

“Consideramos que, habida cuenta de la encarnizada confrontación existente entre los dos polos, un tercer sector puede ser modulador y ayudar en los resultados”, subrayó Ochoa Antich.

La ARC también planteó tres mesas de negociación paralelas que aborden:

-La crisis económica y social y la emergencia humanitaria, con un programa de reformas que abatan la inflación y logren el levantamiento de las sanciones contra el país, por ejemplo, expuso Santiago Arconada, integrante de la Plataforma por la Defensa de la Constitución.

-La situación de los derechos humanos, en particular por las prácticas de tortura y represivas. “Si nos quieren aterrorizar, con torturas que matan y represiones que ciegan, venimos a decir que no lo lograrán”, expresó Arconada.

-La crisis ética, de modo de asegurar la designación de un contralor verdaderamente independiente, la sanción de los corruptos y la confiscación de los capitales malhabidos en el exterior.