Con la reparación de los equipos se podría tener el doble del agua que se recibe hoy día, afirmó el expresidente de Hidrocapital

José María De Viana, expresidente de Hidrocapital, aseguró que el servicio de agua no solo no mejora, sino que cada vez empeora más.

La infraestructura no ha sido bien tratada ni mantenida, y por eso las ciudades venezolanas reciben la mitad del agua que recibían hace 20 años.

Además hay problemas de calidad, sostuvo De Viana. Algunos embalses “el gobierno los contaminó” al trasvasar aguas negras. También hay un problema severo para la producción de gas cloro y de sulfato de aluminio, y se llegó a la locura de importar el sulfato.

Los embalses están llenos pero no hay cómo trasladar el líquido, enfatizó en entrevista para Unión Radio.

Daños en motores y bombas son el principal problema en Caracas, indicó. Los dos embalses más importantes del sistema de Caracas tienen agua.

Se podría acceder al doble del agua solo con la reparación de los equipos, sentenció. Se necesitan 1.200 millones de dólares en tres años.

Hace 20 años de producían 120 mil litros por segundo, y en este momento se producen 60 mil. Caracas recibía 20 mil y ahora recibe 12 mil.

Insistió en que no tiene sentido seguir comprando cisternas, y lo atribuyó a “negocios”.

Sobre la apertura de pozos, refirió que es un recurso importante, pero no es suficiente para atender toda la ciudad. No es conveniente alargar mucho tiempo la operación de los pozos.

Hay que hacer un ajuste de tarifas, resaltó. En Colombia se pagan entre 10 y 30 dólares al mes por el servicio.