El presunto asesino de los hermanos Gustavo Enrique y Luis Alfredo Azancot fue abatido cuando funcionarios del Cicpc trataron de capturarlo. La información fue proporcionada por el director de la policía científica, Douglas Rico

Los hermanos Azancot fueron asesinados el pasado viernes en la redoma de Las Minas de Baruta.  Varios sujetos se acercaron para exigirles sus celulares. Gustavo le asestó un golpe en la cara a Yonaiker José Ortegano Delgado (22), el ladrón que portaba un arma de fuego. Es allí, cuando Ortegano Delgado le disparó varias veces a Gustavo, quien murió en el sitio. Su hermano quiso intervenir y también fue tiroteado, causándole la muerte instantánea, de acuerdo a lo expuesto por el comisario Rico.

Uno vez cometido los dos homicidios, el grupo de ladrones huyó con los celulares de los hermanos Azancot. Se supo que el grupo delictivo sostuvo una discusión entre ellos, resultando lesionado Robert David Freites Cazarlo (24). Este sujeto fue llevado al ‘hospital Domingo Luciani’ de El Llanito, donde lo aprehendieron funcionarios de la Policía de Baruta.

Posteriormente una comisión del Cicpc fue al barrio El Rosario, Baruta, donde pretendió capturar a Yonaiker, el sujeto que último a los hermanos Azancot. Yonaiker desenfundó el arma que había empleado para el doble homicidio e inició un intercambio de disparos con los agentes del Cicpc, resultando abatido dicho delincuente, informó el Comisario Douglas Rico,director del cuerpo policial.