Esta ingeniera informática y blogger de Hong Kong ha logrado develar y anticipar algunas de las novedades más secretas de las grandes empresas tecnológicas. Fue la primera persona que conoció en detalle el nuevo servicio de citas de Facebook, antes de que se lanzara al público

La joven estudiante de 23 años se dedica a hackear las apps más populares en su tiempo libre / Foto: BBC

También descubrió que Airbnb estaba probando una nueva función que alertaba a los anfitriones en el sitio web cuando los aviones de sus invitados aterrizaban de manera segura.

Y fue ella quien dio la primicia cuando Instagram comenzó a experimentar con imágenes de perfil de realidad aumentada.

A las empresas de tecnología de Silicon Valley les gusta sorprender cuando revelan nuevas funcionalidades. Pero a medio mundo de distancia, una ingeniera de software de Hong Kong ha convertido en su ambición echar a perder sus primicias.

Jane Manchun Wong es una blogger de tecnología e investigadora de aplicaciones de 23 años, que se ha hecho famosa por descubrir nuevas funciones de aplicaciones tecnológicas antes de su lanzamiento.

Aplicando la ingeniería inversa en apps populares como Facebook e Instagram, logra anticipar los cambios que aún están en modo de prueba.

Ella comparte la información desde su cuenta en Twitter, que es vigilada de cerca por periodistas ansiosos por una primicia, y por las compañías que esperan evitar ser las víctimas de la exclusiva.

“Arrebato” en Twitter

Anticipar novedades tecnológicas es solo un pasatiempo para Wong.

Ella no se beneficia económicamente de sus primicias, aunque sí ha recibido ofertas laborales de organizaciones mediáticas ansiosas por sus exclusivas.

A través de su cuenta en Twitter, Wong trata de adelantarse a las primicias de las grandes compañías tecnológicas / Foto: @wongmjanet

Pero algunas de las primicias de esta joven son tan grandes que amenazan con afectar el mercado de valores, lo que ha llevado a algunos a acusarla de usar información privilegiada.

Cuando Facebook anunció su nueva plataforma de citas en 2018, el Grupo Match, dueño de la aplicación de citas Tinder y el sitio web Match.com, registró una caída de sus acciones de más del 20%.

Así que, cuando Wong tuiteó la primera captura de pantalla pública de la página de inicio de Facebook Dating (Citas), unos meses más tarde, enfrentó una tormenta de comentarios en Twitter que decían que estaba manipulando el mercado a propósito para su propio beneficio.

“No todos entienden la computación y la seguridad informática y a veces cuando las personas ven algo que publico, reaccionan de forma exagerada”, explicó la ingeniera informática.

Wong contó que las acusaciones hicieron que tuviera un “arrebato” en Twitter.

“Me sentí muy enojada”, dijo. “Pero no veo muchotrolling. Es difícil para ellos encontrar un punto de conversación en mi contra”, afirma.

Hacker de sombrero blanco

A pesar de ser una hacker -o pirata informática-, Wong intenta mantenerse lejos de los problemas. Incluso cuando era niña, sus trucos tendían a deleitar más que a irritar.

En una entrevista con el South China Morning Post reveló que uno de sus primeros pirateos fue manipular un programa de software que calculaba la velocidad de escritura.

Al cambiar el código JavaScript subyacente, logró salir primera en una competencia escolar de mecanografía.

De pequeña, Wong aprendió a hackear la computadora familiar / Foto: BBC

Le da crédito a su padre por desarrollar su interés en la tecnología, no porque él alentara la programación, sino porque ella aprendió valiosas habilidades de subversión cuando trataba de pasar las contraseñas que él colocaba en la computadora familiar cuando era niña.

Al igual que su padre, los gigantes tecnológicos de Silicon Valley tienen que mejorar su seguridad para evitar ser hackeados por Wong.

“Desde que comencé a interesarme y las compañías comenzaron a monitorear mis tweets, más empresas han mejorado la seguridad de sus aplicaciones”, le dijo a la BBC.

“Ese es uno de los motivos por los que hago esto (…) las compañías mejorarán la seguridad de sus aplicaciones, para que sea más difícil entrar”.

Por amor a las apps

Wong dice que pasa hasta 18 horas cada fin de semana descifrando código. Esto se suma a su trabajo remunerado como una cazadora freelance de errores, informando fallas de seguridad a las compañías antes de que un pirata informático malicioso pueda acceder a su software.

El año pasado, Wong dio la primicia sobre el video vertical IGTV de Instagram / Foto: Jane Wong