El estadounidense Christopher Knight, pasó 27 años de su vida solo en un bosque del noreste de Estados Unidos

A muchas personas no les gusta la soledad. Para otros puede ser una fuente de éxtasis. La BBC, describe cómo fue la vida del estadounidense que le dio la espalda al mundo cuando recién salía de su adolescencia.

En 1986, Christopher Knight, de 20 años, entró en un bosque en la zona rural de Maine, en el noreste de Estados Unidos.

Abandonó su auto y luego de tomar solo algunos suministros básicos para acampar, caminó hacia el bosque y no salió de ahí durante 27 años.

Christopher Knight pasó 27 años de su vida solo en un bosque del noreste de Estados Unidos / BBC

Después de perderse por propia decisión, Knight encontró el sitio que se convertiría en su hogar, un pequeño claro en la zona boscosa que rodea un lago llamado North Pond.

Extendió una lona entre los árboles, levantó su pequeña carpa de nylon y se acomodó.

Estaba completamente escondido, a pesar de estar a solo unos minutos a pie de una de las cientos de cabañas de verano que se esparcen en el área.

Knight sobrevivió irrumpiendo en estas cabañas y un centro comunitario en donde robaba suministros.

Pero solo tomaba lo que necesitaba: comida, combustible para cocinar, ropa, botas, baterías para antorchas y muchos libros.

Intentó causar el menor daño posible, pero la gran cantidad de robos, más de 1.000 a lo largo de los años, causó mucha ansiedad para algunos de los propietarios de esos lugares.

Finalmente, la policía tendió una trampa y lo atrapó con las manos en la masa.

¿Qué hizo todo ese tiempo?

La BBC, le preguntó ¿qué hizó para pasar el tiempo?

Knight respondió: “leí algunos libros y resolví algunos crucigramas”… pero en realidad no tuve alguna ocupación la mayor parte de mi tiempo. Hice lo que cualquiera podría llamar ‘nada’“.

Según la BBC, “Primero nunca estuvo un solo momento aburrido, en los 27 años.Nunca se sintió solo. Dijo que sentía casi lo contrario. Que se sentía total e intrincadamente conectado con todo lo demás en el mundo.

Era difícil para él decir dónde terminaba su cuerpo y comenzaban los bosques. Dijo que sentía esta comunión total con la naturaleza y con el mundo exterior”.

Suena como una experiencia mística, no provocada por drogas psicodélicas, sino por la soledad.

Christopher Knight pasó siete meses en prisión por sus robos y decidió no hablar con ningún periodista que no fuera Mike Finkel.

Con muchas más preguntas en mente, buscar a ermitaños en Google era necesario.