El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, demandó al G7 más apoyo con sistemas de defensa y recursos para la reconstrucción

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, reclamó este lunes a los líderes del G7 sistemas de defensa antiaéreos, ayuda a la reconstrucción de su país y una estrategia contra el bloqueo ruso a las exportaciones de su trigo.

Zelenski, se dirigió a los siete líderes del grupo en formato virtual, en una sesión a puerta cerrada, de la que únicamente se transmitieron algunas imágenes, sin sonido, iniciales, pero en las que pidió estos apoyos al G7, según informaciones coincidentes de fuentes comunitarias y alemanas.

Las únicas imágenes difundidas muestran al líder ucraniano, con su habitual camiseta caqui, mientras el canciller alemán, Olaf Scholz; el presidente estadounidense, Joe Biden y los restantes líderes del G7 -que completan Canadá, Japón, Reino Unido, Francia e Italia- escuchan su intervención, asimismo en traje informal.

En su mensaje a los líderes de las siete potencias, Zelenski apremia a apoyar con determinación a su país y advierte que debe ponerse fin a la guerra antes de la llegada del próximo invierno.

Pide, además, que se endurezcan las sanciones contra Rusia, algo que, según fuentes de Estados Unidos, se aprobará en esta cumbre, que se cerrará mañana martes.

Scholz ofrece respuesta del G7

“Como G7 estamos unidos del lado de Ucrania y continuaremos nuestro apoyo. Para esto, todos tenemos que tomar decisiones difíciles pero necesarias”, tuiteó Scholz, agradeciendo al presidente ucraniano Zelenski por dirigirse a los líderes mundiales por enlace de video. “Seguiremos aumentando la presión sobre Putin. Esta guerra tiene que terminar”.

Fuentes diplomáticas alemanas informaron de que, junto a la declaración final de los líderes del G7, habrá una adicional del grupo de países invitados, a los que Berlín concede gran relevancia tanto en la búsqueda de recursos energéticos como a la respuesta lo más inclusiva posible ante Rusia.

Según fuentes estadounidenses, el G7 ultima un acuerdo para poner un precio límite a las exportaciones de petróleo ruso a países fuera de EE.UU., la Unión Europea (UE) y de este grupo de las siete naciones más industrializadas del mundo.

La cumbre del G7, que se prolongará hasta este martes, empezó el domingo pasado tras una bilateral entre Scholz y el Biden, ambos determinados a mostrar cohesión en su apoyo a Ucrania y a trazar nuevas respuestas contundentes hacia Moscú.