El subsecretario de Salud de México, Hugo López Gatell, aseguró que el presidente Andrés Manuel López Obrador “no es una fuerza de contagio” del coronavirus.

Dijo que goza “de buena salud” y que no es “una persona de especial riesgo”. Incluso, afirmó: “Casi sería mejor que padeciera coronavirus, porque lo más probable es que él, como la mayoría de las personas, se va a recuperar espontáneamente y va a quedar inmune”.

El sábado 14 de marzo, López dijo que la declaratoria de emergencia en Estados Unidos, no tenía repercusión en México. “Cada país evalúa su situación”, subrayó.

El subsecretario es médico cirujano, especialista en Medicina Interna, maestro en Ciencias Médicas y doctor en Epidemiología.

En su gira por municipios de Guerrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador, interactuó con la gente sin respeto por el coronavirus. En Acapulco, un padre de familia le dio a su hija pequeña para que el Primer Mandatario la tomara en brazos y se tomara una fotografía. El tabasqueño la besó y le mordió el chachete con los labios, reseñó Reforma.