El mamífero sería un “huésped intermedio” entre el virus y el ser humano. La OMS no se ha pronunciado sobre la responsabilidad de este platillo en el brote

La sopa de murciélago es una de las comidas favoritas en la región de Wuhan, en China, y es a ese alimento que se le atribuye -aun cuando no hay un pronunciamiento oficial de la Organización Mundial de la Salud- el letal coronavirus.

El mercado de alimentos donde apareció el virus ofrece una variedad de vida silvestre para la venta, como serpientes, carne de camello, ratas, zorros, entre otros, reseñó RCN.

Según la creencia popular en zonas de China, el consumir la sangre del murciélago sería beneficioso para la salud.

El video de una joven china que come la sopa se volvió viral esta semana.