Las familias fueron escogidas a través de un programa dirigido por las asociaciones civiles de ese país y ACNUR

Más de 50.000 migrantes y refugiados venezolanos han sido reubicados en 675 ciudades de Brasil, como parte de un programa nacional “modélico” que ha mejorado la calidad de vida de uno de cada cinco venezolanos en el país carioca, informó hoy la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Un 47 por ciento de los venezolanos reubicados son mujeres, y un 37 % menores de edad.

Las familias, fueron seleccionadas a través de un sondeo realizado por ACNUR. La aplicación del programa permitió que el 77% de los grupos, fueron reubicadas en nuevas ciudades de Brasil, mientras que otro 7 por ciento, permanece aun en Roraima.

 “El programa traslada a los venezolanos desde el remoto estado brasileño de Roraima, fronterizo con Venezuela y habitual zona de acogida inicial de esta población desplazada,a otras zonas del país sureño”, informó la agencia.

El programa de reubicaciones es parte de la “Operación Acogida”, fue un plan elaborado por el gobierno federal brasileño para responder a la llegada de migrantes y refugiados a ese país, en los últimos años.

Integración

El programa cuenta con 48 organizaciones de la sociedad civil brasileña, ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OMI)

 “Brasil ha actuado con gran decisión en la búsqueda de soluciones de largo plazo para los migrantes y refugiados venezolanos, pese a los desafíos planteados por la pandemia de COVID-19″, señaló en un comunicado el representante de ACNUR en Brasil, Jose Egas.

A la fecha, y aún en pandemia , el programa ha trasladado a un millar de  migrantes y refugiados venezolanos, aplicándoles tests previos de Covid_19 y otras medidas de seguridad, para evitar contagios.  

Al menos 260.000 de los 5,6 millones de migrantes y refugiados han huido de la crisis económica y política de Venezuela  y han escogido Brasil como destino, según las estadísticas gubernamentales brasileñas.

Otros países de la región como Colombia, Chile, Perú, Ecuador o Argentina también han recibido importantes influjos de refugiados y migrantes venezolanos en los años recientes.