La vacuna está en la última fase antes de recibir la aprobación de organismos reguladores

El gigante farmacéutico AstraZeneca participa con la Universidad de Oxford en el desarrollo de una potencial vacuna contra el coronavirus, que parece segura y genera anticuerpos, según los hallazgos de las primeras pruebas divulgadas el pasado julio.

Andrew Pollard, el director del Grupo de Vacunas de Oxford, dijo este martes que, si los casos se acumulaban rápidamente en los ensayos clínicos, los científicos podrían obtener suficientes datos para presentárselos a los organismos reguladores antes de que finalice el año, para su aprobación.

Durante los ensayos clínicos realizados por expertos de Oxford, 1.077 voluntarios mostraron que una inyección los llevaba a producir anticuerpos y células blancas que pueden combatir el virus.

Actualmente, esa posible vacuna está en la fase 3 de los ensayos clínicos, la última antes de recibir su aprobación de las autoridades reguladoras.

Una vez concluido este paso, se iniciaría un proceso de evaluación completa de los datos, señaló Pollard a la emisora británica BBC.