Tanto Federica Mogherini como Filippo Grandi acordaron mantenerse en contacto por el “caso Venezuela”

La crisis venezolana se agrava y para poder atenderla se necesitan más recursos, aseguraron este lunes la alta representante para Asuntos Exteriores de la UE, Federica Mogherini, y el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi.

Ambos mantuvieron una conversación telefónica en la que uno de los temas prioritarios fue Venezuela y el impacto del flujo migratorio hacia el resto de la región, según una declaración emitida por la Representación de la Unión Europea ante la ONU en Ginebra.

Acordaron también mantenerse en contacto por la situación venezolana y el diálogo, Mogherini expresó al representante de la ONU su preocupación por la situación humanitaria tanto dentro de Venezuela como la que afecta a los migrantes y refugiados, destacó EFE.

Según los últimos datos, 4,3 millones de venezolanos han abandonado el país a causa de la crisis y se encuentran en su gran mayoría en otros países de Sudamérica.

Grandi efectuó recientemente una visita de trabajo a Brasil y Chile, países que han recibido venezolanos, aunque la mayor carga ha recaído hasta ahora, por este orden, en Colombia, Perú y Ecuador.

La UE ha destinado hasta el momento 127 millones de euros para apoyar programas tanto en Venezuela, como en los países vecinos receptores de migrantes.