Las autoridades ucranianas dijeron que es casi imposible establecer comunicación con los civiles atacados para brindarles asistencia

Ucrania aseguró este sábado, que las fuerzas rusas atacaron una columna de mujeres y niños que trataban de huir de las hostilidades en la región de Kiev y que mataron a siete de ellos, incluido un niño.

Según el servicio de inteligencia del Ministerio de Defensa ucraniano, el ataque se produjo el viernes, cuando los civiles intentaban salir del pueblo de Peremoga en dirección a la aldea de Ostroluche, en virtud de un acuerdo alcanzado con las fuerzas rusas para un corredor humanitario.

Como resultado del ataque murieron siete civiles, entre ellos un niños, y se desconoce el número de heridos.

“Después del bombardeo, los ocupantes obligaron a la columna a regresar a la aldea de Pobeda y les impidieron salir de allí. En estos momentos es prácticamente imposible establecer contacto con ellos y proporcionarles asistencia médica y humanitaria”, señaló el servicio de inteligencia citado por la agencia Unian.