La decisión, firmada por el presidente, Recep Tayyip Erdogan, fue publicada en el “Boletín Oficial” de hoy

El Gobierno de Turquía ha prorrogado este martes durante dos meses, la prohibición de despedir a trabajadores, una medida aprobada la pasada primavera para impedir despidos masivos en los sectores afectados por la pandemia del coronavirus.

El Gobierno turco decretó el pasado abril la prohibición de despedir a empleados, al tiempo que ofreció apoyo financiero a las empresas afectadas por las restricciones contra la covid para pagar parte de los salarios.

La medida, inicialmente válida durante tres meses, se ha ido prorrogando luego por periodos de dos meses más.

Algunos sectores, como el turismo, han visto reducidos sus ingresos prácticamente a cero desde hace un año, mientras que la hostelería ha intentado sobrevivido especializándose en comida para llevar y entregas a domicilio.

La semana pasada se puso fin al cierre de restaurantes y cafés, vigente desde el pasado noviembre, y ahora se permite en casi todo el país la apertura de locales de hostelería hasta las nueve de la noche, pero sólo con la mitad del aforo.

Las restricciones se aplican por provincias, acorde al nivel de casos registrados, y se revisan cada semana.

Turquía registró ayer 13.215 nuevos casos de la covid-19, según los datos oficiales.