La intención del Departamento de Seguridad Nacional es dotar de fondos adicionales las operaciones de control fronterizo, lo que incluye al muro limítrofe con México que Trump prometió construir durante la campaña electoral que le llevó a ganar las elecciones presidenciales de 2016

El Gobierno de Estados Unidos sopesa desviar fondos inicialmente destinados a las aduanas y la seguridad en los aeropuertos a reforzar las medidas en la frontera con México, informaron este martes medios de comunicación locales.

La cadena de televisión NBC señaló que la Administración evalúa desviar fondos asignados inicialmente a la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, en inglés), que se encarga de velar por los aeropuertos, entre otros, al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) para reforzar la frontera sur.

Precisamente este martes, el presidente Donald Trump, dijo sentirse decepcionado porque México no ha logrado controlar la migración hacia Estados Unidos.

“Estoy muy decepcionado de que México no está haciendo virtualmente nada para detener inmigrantes ilegales que buscan llegar a nuestra frontera sur, donde todos saben que, por culpa de los demócratas, nuestras leyes de inmigración son totalmente defectuosas y están rotas”, escribió en un tweet este martes.

El Ejecutivo recurriría a esta maniobra financiera si el Congreso no aportara la partida de 1.100 millones de dólares solicitada por el DHS para su presupuesto del año próximo, dijo la cadena NBC, que cita fuentes de la TSA.

En total, la institución responsable de la seguridad aduanera debería renunciar a unos 232 millones de dólares de su presupuesto.

Cerca de 50 millones de esa partida iban a ser empleados para adquirir nuevos equipamientos de vigilancia para aeropuertos y otros 3 millones procederían del dinero que algunos viajeros olvidan en las bandejas al pasar los controles de seguridad, que queda bajo custodia de la TSA.

La intención del DHS es dotar de fondos adicionales las operaciones de control fronterizo, lo que incluye al muro limítrofe con México que Trump prometió construir durante la campaña electoral que le llevó a ganar las elecciones presidenciales de 2016.