Con el convencimiento de que es inmune «al horrible virus de China», el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retoma este lunes sus actos de campaña electoral fuera de la Casa Blanca, desde que contrajo la COVID-19, con un mitin en Sanford, en el centro de Florida.

«Nos vemos en Sanford, Florida, esta noche para un gran mitin», escribió esta mañana el mandatario en su cuenta oficial de Twitter, y tras declarar a la Cadena Fox este domingo, de que es «inmune» al coronavirus, más de una semana después de que diera positivo por COVID-19, y asegurar que está «en muy buena forma para pelear las batallas».

El evento en Sanford ha motivado críticas hacia el presidente, por el peligro de que aun pueda ser un agente de contagio, y hasta una demanda judicial con miras a su cancelación interpuesta por el abogado Daniel Uhlfelder, debido a que el acto «es una molestia».

El candidato demócrata, Joe Biden, señaló este lunes que el mitin de Trump en Florida llevará solo «una conducta imprudente, una retórica divisiva y más miedo».