Desde el brote del nuevo coronavirus originado en un mercado en Wuhan, las relaciones entre ambos países se han visto seriamente afectadas entre señalamientos de unos a los otros

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que las relaciones con China quedaron “seriamente dañadas” por la crisis del coronavirus y que no está considerando una segunda fase del acuerdo comercial firmado en enero con Pekín. 

“Las relaciones con China quedaron seriamente dañadas. Ellos podrían haber parado la plaga, podrían haber parado la plaga y no lo hicieron”, afirmó el mandatario en relación a la pandemia del coronavirus que fue detectada por primera vez en la localidad china de Wuhan a finales de 2019. 

Estados Unidos es el país más afectado por la COVID-19 y han demostrado durante toda la pandemia la presunta responsabilidad mundial que tendría el gigante asiático en el brote de esta enfermedad que sigue afectando al mundo como una seria amenaza mundial.

Con información de AFP