El Organismo Internacional de Energía Atómica corroboró que la República Islámica está enriqueciendo uranio por encima del 3,67% de pureza establecido en el acuerdo de 2015, un nivel al que ese combustible puede ser usado sólo con fines civiles

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó este miércoles con aumentar “sustancialmente” y “pronto” las sanciones a Irán en su disputa por el programa de energía nuclear de Teherán.

“Irán ha estado ‘enriqueciendo’ (uranio) en secreto por mucho tiempo, en una violación total del terrible pacto de 150.000 Millones de Dólares hecho por (el exsecretario de Estado) John Kerry y la Administración de Obama”, dijo Trump en un mensaje en su cuenta Twitter.

“Acuérdense, ese pacto iba a expirar en unos pocos años ¡Las sanciones se incrementarán pronto, sustancialmente!”, aseveró Trump.

El Gobierno de Estados Unidos afirmó esta semana que continuará con su campaña de “presión máxima” frente a Irán, al que acusó de “extorsión nuclear”, después de que Teherán confirmara que está enriqueciendo uranio por encima de lo estipulado en el acuerdo multilateral de 2015.

Un funcionario de alto rango de la Administración estadounidense dijo el lunes que “los líderes iraníes están usando el enriquecimiento para convertir al mundo entero en su rehén, mediante la extorsión nuclear”.

El Organismo Internacional de Energía Atómica corroboró que la República Islámica está enriqueciendo uranio por encima del 3,67% de pureza establecido en el acuerdo de 2015, un nivel al que ese combustible puede ser usado sólo con fines civiles, es decir, que al rebasarlo podría utilizarlo con fines bélicos.

Este es, por parte de Irán, el segundo incumplimiento del tratado previamente violado por EEUU, tras superar hace una semana los 300 kilogramos de hexafluoruro de uranio enriquecido al 3,67% establecido también en ese pacto.

Teherán asevera que sus actos ocurren en reacción a las medidas tomadas por el Gobierno estadounidense y lo que considera inacción por parte de la Unión Europea.