El jefe de la División de la Policía de Tobago, William Nurse, dio a conocer el pasado día 1 de junio que la embarcación salió de las costas de Mauritania, lo que descartó la hipótesis barajada de que el origen fuera Venezuela

Nuevas pruebas serán necesarias para determinar las causas de la muerte de los 14 migrantes encontrados junto a la costa de Trinidad y Tobago, provenientes de Mauritania, tras la realización de una primera autopsia, según informaron este miércoles las autoridades del territorio caribeño.

Los médicos especialistas indicaron que una primera autopsia a los 14 cadáveres encontrados el vienes 28 de mayo ,en las costas de Trinidad y Tobago, deparó que la muerte pudo deberse a hipertermia (aumento extremo de la temperatura corporal) o deshidratación, pero que se necesitarán nuevos análisis para conocer el motivo exacto.

El jefe de la División de la Policía de Tobago, William Nurse, dio a conocer el pasado día 1 de junio que la embarcación salió de las costas de Mauritania, lo que descartó la hipótesis barajada de que el origen fuera Venezuela, desde donde en los últimos meses muchos ciudadanos del país suramericano han tratado de alcanzar el territorio caribeño en busca de mejores condiciones de vida.

El funcionario indicó que la embarcación fue encontrada a la deriva frente a la costa de la localidad de Belle Garden y que habría partido de Mauritania, en la costa occidental de África.

El barco se cree que fue robado, aunque no se dieron detalles de dónde, cuándo, ni la nacionalidad de los muertos.

La patóloga forense Eslyn McDonald, dijo en conferencia de prensa este miércoles que existe una gran posibilidad de que los 14 ocupantes de la embarcación murieran de hipertermia o deshidratación.

El comisionado de Policía de Scarborough, Keith Roberts, precisó que los hallazgos y las autopsias -realizadas en la morgue del Hospital General de Scarborough- se consideraron inconclusos.

Roberts dijo que las muestras de los cuerpos fueron llevadas al Centro de Ciencias Forenses de Saint James, para un análisis más detallado con el objetivo de obtener una conclusión final sobre la posible causa de las muertes.

Señaló que las muestras que fueron llevadas al centro incluían huesos, cabello, tejido muscular y fluidos corporales.

Roberts también reveló que, entre la ropa de los fallecidos se encontraron 1.000 francos suizos, 50 euros y siete teléfonos móviles.

Cuando se descubrieron los cuerpo, por primera vez se especuló, con que podrían corresponder a ciudadanos venezolanos.

Esto habría ocurrido meses antes de que una embarcación de Venezuela naufragara cerca de las costas de la isla trinitaria, ocasionando el fallecimiento de 16 menores de edad, y una serie de accidentes marítimos que llevaron a una tensión entre ambas naciones