También solicitan que se eliminen los nombres de sus líderes de la lista negra

Los Talibanes pidieron la ayuda de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para el reconocimiento de su gobierno y para el levantamiento de las sanciones impuestas por la comunidad internacional en su contra. 

El ministro del Interior en funciones, Sarajudin Haqqani, se reunió en Kabul con el secretario general adjunto de Naciones Unidas para la seguridad y la protección, Gilles Michaud, y la representante especial del secretario general para Afganistán, Deborah Lyons, indicó la agencia de noticias The Khaama Press, refiere Prensa Latina.

Los talibanes también solicitan que se eliminen los nombres de sus líderes de la lista negra. 

En ese sentido, el portavoz de los talibanes, Zabiullah Mujahid, destacó en una serie de tuits que Haqqani pidió a la ONU ser pragmática en el levantamiento de las sanciones contra los talibanes.

Durante el encuentro, Haqqani expresó que los talibanes quieren comprometerse con la comunidad internacional y añadió la necesidad de una atmósfera de confianza para la liberación de los activos afganos congelados por Estados Unidos y la aplicación del Acuerdo de Doha.

Por su parte, los representantes de la organización internacional aseguraron a Haqqani que trabajarán por el levantamiento de las sanciones y agregaron que se reforzará la ayuda humanitaria a Afganistán.

El movimiento talibán tomó Kabul a mediados de agosto, tras una fulminante ofensiva casi sin resistencia a su paso por la mayoría de las ciudades afganas, mientras Estados Unidos y la OTAN retiraron sus tropas del país luego de 20 años de invasión.

Los combatientes radicales islámicos controlan una nación más empobrecida, con 11 millones de refugiados, cinco millones de desplazados internos y la mayor parte de la población al borde de la hambruna.

Muchos afganos temen el regreso del estricto régimen talibán, cuyo primer Gobierno entre 1996 y 2001 cometió una serie de abusos, sobre todo contra mujeres, niñas y minorías étnicas.