“Que vistan un velo integral y en clases serán divididas por una cortina si hay pocas chicas”, dijo el nuevo gobierno talibán

Los talibanes permitirán que las mujeres estudien en la universidad, según confirmó el ministro de Educación Superior del nuevo régimen afgano.

“Nuestros combatientes han asumido sus responsabilidades” al recuperar el poder, declaró Abdul Baqui Haqqani, en rueda de prensa en Kabul. en la que recalcó la importancia del sistema universitario, reseñó AFP.

Occidente acusa a los talibanes de querer dejar de lado la educación.

“En adelante la responsabilidad de la reconstrucción del país recae en las universidades. Y tenemos esperanza, porque el número de universidades ha aumentado considerablemente” en comparación con la época del primer régimen talibán (1996-2001), insistió.

“Esto hace que seamos optimistas para el futuro, para construir un Afganistán próspero y autónomo… Debemos hacer un buen uso de estas universidades”, añadió.

También confirmó que el gobierno prohibirá las clases mixtas en las universidades, permitidas por el gobierno derrocado a mediados de agosto.

“No nos plantea ningún problema. Son musulmanes y lo aceptarán. Hemos decidido separar (hombres y mujeres) porque las clases mixtas son contrarias a los principios del islam y de nuestras tradiciones”, dijo.

Según él, la educación mixta fue impuesta por el gobierno prooccidental durante los últimos 20 años pese a que las universidades pedían clases separadas entre mujeres y hombres.

El nuevo gobierno talibán anunció la semana pasada que permitiría a las mujeres estudiar en la universidad, bajo condiciones estrictas: que vistan un velo integral y en clases separadas de los hombres o divididas por una cortina si hay pocas chicas.

El anuncio preocupa a algunas universidades, que afirman que no tienen medios materiales y financieros para adaptarse a la separación por sexo y que esto puede alentar a los estudiantes (acostumbrados a las clases mixtas) a irse del país para estudiar en el extranjero.

También preocupa a la UNESCO, que estimó el viernes que el “inmenso” progreso logrado desde 2001 en La educación en Afganistán está en “peligro” con los talibanes y alertó de los riesgos de una “catástrofe generacional”,que podría afectar al desarrollo del país “durante años”.