La información fue difundida a través de un comunicado. La empresa señala que la medida obedece a los bloqueos en vías de la ciudad , que afectan la llegada y salida al terminal aéreo

La Aeronáutica Civil de Colombia restringió este lunes temporalmente las operaciones del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, que sirve a la ciudad de Cali (suroeste), por las manifestaciones contra la política económica de Iván Duque, en las que han fallecido al menos 19 personas y otras 700 resultaron heridas.

“Desde las 5:00 .pm. del día de hoyl lunes 3 de mayo de 2021, se restringen temporalmente las operaciones aéreas en el Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón de Palmira (…) debido a los bloqueos en vías de la ciudad que afectan la llegada y salida al terminal aéreo”, detalló la Aeronáutica en un comunicado.

La autoridad aérea agregó que la situación “no solo ha impedido el desplazamiento de los pasajeros, sino que ha afectado el ingreso y salida del personal que labora en el terminal aéreo, lo que no permite una adecuada prestación de los servicios”.

Expresaron también: “La Aeronáutica Civil trabaja con las empresas aéreas con el fin de reprogramar las operaciones aéreas que se vean afectadas (…) El restablecimiento de las operaciones se dará una vez las condiciones de movilidad sean las adecuadas para los pasajeros que llegan y salen del terminal aéreo”, precisó el organismo.

Las protestas 

Cali, capital del departamento del Valle del Cauca y principal ciudad del suroeste de Colombia, vive días difíciles y de incertidumbre por cuenta de la violencia policial, los disturbios y los bloqueos, que están provocando desabastecimiento de alimentos y combustibles.

Las manifestaciones se han realizado en varias zonas de la ciudad, principalmente en las salidas hacia los municipios cercanos, a donde llegan a diario miles de personas a expresar además su disconformidad con la violencia policial que ha dejado allí un número indeterminado de muertos desde el miércoles pasado.

Según el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, solo en las últimas horas fueron asesinados dos jóvenes durante las protestas e incluso uno de ellos, Nicolás Guerrero, era hijo de un primo suyo.

“Ayer asesinaron a dos jóvenes en la madrugada. Dos muchachos, uno de 21 años y otro de 23 (…) Nicolás era un joven talentoso, líder, artista. Desafortunadamente las circunstancias de ayer le significaron la muerte por una herida con arma de fuego en la cabeza”, expresó Ospina a periodistas.

Las manifestaciones también han dejado decenas de comercios destruidos y tienen paralizada la vida de Cali.

Las imágenes de largas filas para abastecer combustible y los estantes de alimentos vacíos en algunas plazas de mercado y tiendas tienen en vilo a las autoridades, que buscan una solución a un problema que aún no es crítico pero que crece velozmente.