Unas 3.800 viviendas en los que habitan más de 21.000 refugiados rohinyás fueron destruidos o dañados, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados(ACNUR) en un comunicado

Las autoridades de Bangladesh elevaron este sábado 31 de julio, a 21 el número de muertos, incluyendo seis refugiados rohinyás, en el distrito sureño de Cox’s Bazar tras una semana de fuertes lluvias que afectaron a los campamentos donde reside la perseguida minoría étnica birmana.

Las lluvias también causaron miles de desplazados y numerosos daños en las infraestructuras.

Al menos 518 localidades se vieron afectadas por las inundaciones y deslizamientos de tierra causadas por las lluvias torrenciales, dijo el administrador del distrito de Teknaf, Mamunur Rashid, quien confirmó el balance de víctimas.

Mohammad Mamun, empleado en una ONG local en Rangikhali, añadió que las lluvias causaron además daños a viviendas y carreteras.

“La mayoría de las viviendas de la zona están hechas de barro y fueron dañadas. El nivel del agua comenzó a descender hoy, pero la situación todavía es muy precaria”, dijo.

Más de 13.000 refugiados fueron desplazados por las lluvias, añadió Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados(ACNUR), que advirtió de que las lluvias continuarán en los próximos días.