Los casos fueron confirmados por los centros de control y prevención de enfermedades. El país norteamericano trabaja en vacunas y medidas para evitar el brote

El pasado domingo 26 de enero, las autoridades confirmaron nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos, hasta el momento son cinco en total: uno en Arizona, dos en California, uno en el estado de Washington y otro más en Illinois. Los pacientes habían viajado a Wuhan, China.

Para evitar la propagación, la autoridades de salud informaron que los pasajeros que viajen a EEUU desde la ciudad epicentro de la enfermedad deben llegar a aeropuertos equipados con profesionales para verificar que no hayan contraído la enfermedad.

Nueva York, Los Ángeles y Atlanta son algunas de las ciudades que cuentan con profesionales en sus aeropuertos para corroborar que los pasajeros llegados de Wuhan, China, no hayan contraído el virus.