El canciller alemán se pronunció este jueves en contra de prohibir los visados de turistas a ciudadanos rusos, como piden Estonia y Finlandia

El canciller alemán, Olaf Scholz, prometió este jueves en Berlín que su país será solidario con el resto de los estados de la Unión Europea (UE) en relación con los desafíos que plantea la invasión rusa de Ucrania, entre ellos los relacionados con el suministro energético.

“La solidaridad en la UE es mejor de lo que se pronosticó hace unos años. Si se considera solo la situación actual se pierde la perspectiva”, declaró Scholz en un encuentro con la prensa en la capital alemana.

Al canciller se le preguntó en concreto, sobre cómo ve la evolución de la ayuda mutua entre los socios comunitarios en el ámbito de la energía ahora que Alemania apoya al suministro eléctrico hacia Francia por el parón de parte del parque nuclear en el país vecino y ante el reto del corte del gas procedente de Rusia, que obligaría a una incrementada solidaridad dentro de la Unión.

Scholz defendió que la UE ha respondido de manera diferente ante el desafío lanzado por Rusia,a como lo hizo en un primer momento cuando la pandemia golpeó a los 27 y algunos países reaccionaron con cierres de fronteras y con una carrera individual para conseguir la protección contra el coronavirus.

Ahora, dijo el canciller, se ha demostrado que la UE ha conseguido demostrar “que estamos unidos” y aludió por otro lado a los programas de recuperación aprobados en beneficio de todos los estados miembro para paliar las consecuencias económicas de la pandemia.

“Y eso ha contribuido a que Europa con estas crisis haya salido mejor de lo que muchos pensaban”, dijo Scholz, quien se remontó como comparación a cómo manejó la UE la crisis de la deuda de hace una década.

“Hemos respondido con mucha unidad y solidaridad a la agresión rusa”, repitió el canciller alemán quien destacó que “no podemos olvidar que ha habido transformaciones muy importantes” en muchos ámbitos para la UE, que además ha reaccionado en relación a las demandas de aspiración al ingreso en su seno de los países de los Balcanes occidentales.

Scholz, destacó además, la unidad con la que los 27 han aprobado paquetes de sanciones en contra de Rusia por la invasión de Ucrania, así como los cambios realizados en relación con la mejora del abastecimiento energético de la Unión.

“Eso nos permitirá crear infraestructuras europeas que apoyarán mejor la transición y por eso seguiremos siendo solidarios, y de todos modos Alemania lo será”, declaró el canciller.

Scholz, contrario a la prohibición de visados de turista a ciudadanos rusos

El canciller alemán se pronunció hoy en contra de prohibir los visados de turista a ciudadanos rusos, como piden Estonia y Finlandia, y argumentó que a escala de la Unión Europea (UE) ya se han adoptado las sanciones pertinentes contra personas del entorno del Kremlin.

“Es la guerra de (Vladímir) Putin. Y se me hace difícil este tipo de planteamientos”, afirmó Scholz, en la conferencia de prensa tras el receso estival, centrada en la crisis energética y la guerra en Ucrania. Recordó, al respecto, que las personas del entorno de Putin, así como los oligarcas, están incluidos en las sanciones dictadas por la UE. Scholz se distanció así de la postura de los gobiernos finlandés y estonio, que han pedido esa prohibición a escala europea.