“Es el momento de que la República Centroafricana salga de esta crisis, y el camino correcto para el desarrollo y la felicidad de los nuestros es la democracia”, aseguró el presidente saliente y gran favorito, Faustin Archange Touadéra

Un total de 3.285 colegios electorales abrieron este domingo 27 de diciembre sus puertas en la República Centroafricana (RCA) custodiados por cascos azules y fuerzas nacionales, a fin de garantizar unas elecciones presidenciales y legislativas pacíficas pese a la amenaza de grupos rebeldes armados.

Poco después de las 06.00, hora local (05.00 GMT), ya podían verse largas filas de personas en los alrededores de varios centros de votación en la capital, Bangui, si bien algunos colegios retrasaron su apertura ante la falta de material electoral, según pudo constatar EFE.

Desde primera hora de la mañana, todos los centros estas custodiados por contingentes de la Misión Unidimensional Integrada de la ONU para la Estabilización en la RCA (MINUSCA), así como efectivos nacionales, con el propósito de impedir ataques de grupos armados, opuestos a la celebración de estos comicios.

Antes de las 10.00 hora local (09.00 GMT) el presidente saliente y gran favorito, Faustin Archange Touadéra, depositó su voto en el instituto Barthélemy Boganda en la capital, donde instó a sus compatriotas a seguir su ejemplo y expresarse democráticamente.

“Es el momento de que la República Centroafricana salga de esta crisis, y el camino correcto para el desarrollo y la felicidad de los nuestros es la democracia. La libre elección de sus líderes a través del voto”, dijo Touadéra.

Su principal rival y líder de la oposición, Anicet Georges Dologuelé, cuenta con el apoyo del partido Kwa Na Kwa (KNK, Convergencia Nacional) del expresidente François Bozizé, cuya candidatura fue invalidada por el Tribunal Constitucional el pasado día 3 al ser sospechoso de crímenes de lesa humanidad.