El Reino Unido tenía el martes 1.950 casos confirmados y 71 muertos por covid-19, pero no realiza tests sistemáticos

El gobierno británico consideró el martes que sería “un buen resultado” limitar el número de fallecidos por coronavirus a 20.000 y reforzó sus medidas ante la advertencia de que su controvertida estrategia anterior hubiera podido costar la vida a 250.000 personas.

El Reino Unido tenía el martes 1.950 casos confirmados y 71 muertos por covid-19, pero no realiza tests sistemáticos y reconoce que el número de infectados es mucho mayor.

Interrogado en el Parlamento sobre una estimación de 55.000 casos actualmente, el consejero científico del ejecutivo, Patrick Vallance, respondió: “Es una manera razonable de ver las cosas”.

El primer ministro Boris Johnson, había sido duramente criticado por no imponer estrictas medidas de cuarentena como las tomadas en otros países europeos.

Pero cambiando de rumbo, este lunes llamó al conjunto de la población a evitar todo “contacto social no esencial”, trabajando desde casa y absteniéndose de ir a bares, restaurantes, teatros y otros eventos sociales.

También pidió a todas las familias que tengan uno de sus miembros con fiebre o tos confinarse 14 días en sus hogares sin salir “ni para hacer la compra”.

Y este martes, su ministro de Exteriores, Dominic Raab, desaconsejó todos “los viajes no esenciales a nivel mundial por un período inicial de 30 días” renovable.