“Lo más importante es que debemos restablecer el imperio del derecho internacional. Volver a la situación cuando el derecho internacional y no la ley del más fuerte definía la situación en el mundo”, dijo Putin

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró este jueves que la desnuclearización de la península coreana es posible, tras reunirse por vez primera con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Putin, quien explicó que Pionyang solo exige a cambio garantías de seguridad, comentó “me dio la impresión de que el líder norcoreano defiende ese punto de vista. Sólo necesita garantías de seguridad. Eso es todo. ¿Cuáles pueden ser esas garantías sino jurídicas?”, apuntó.

Por ello, llamó a avanzar “paso a paso”, respetando los intereses de los demás”.”

Putin, quien destacó que las posturas de Rusia y Estados Unidos sobre el arreglo de la crisis nuclear coinciden en gran medida, adelantó que informará a la Casa Blanca sobre las negociaciones con Kim.

El líder norcoreano, Kim Jong-un (izq), conversa con el presidente ruso, Vladímir Putin (dcha), tras la reunión mantenida este jueves, en el campus de la Universidad Federal del Lejano Oriente, en la isla de Russki, Vladivostok (Rusia). Foto : EFE.

En cuanto a la cooperación bilateral, destacó haber tratado con Kim la construcción de gasoductos y oleoductos, y el posible tendido de una red de suministro de electricidad, proyectos que requieren el visto bueno de Corea del Sur.

Luego del encuentro oficial, se realizó una recepción en la cual no faltaron los regalos.

Putin entregó a Kim un Shashka (sable ruso) y un servicio de té.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, recibe un sable del presidente ruso, Vladímir Putin. Foto : EFE.
Estos son los obsequios que el presidente ruso, Vladímir Putin, entregó al líder norcoreano, Kim Jong-un, este jueves. Un sable y un juego de té. Foto : EFE.

El líder norcoreano a su vez entregó al jefe de Estado ruso una espada coreana, que “encarna la fuerza”.

Este es el sable regalado por el líder norcoreano, Kim Jong-un, al presidente ruso, Vladímir Putin, este jueves. Foto : EFE.

El presidente ruso entregó al líder norcoreano una moneda para “comprarle” simbólicamente la espada, con el fin de evitar el mal augurio, que según la tradición popular existe cuando a uno le regalan un arma.