La palabra “hambre” apareció en las paredes de la torre del edificio de Telefónica, ubicado en el centro de Santiago

Algunos barrios de Santiago de Chile, se alzaron la noche de este lunes 18 de mayo con cacerolas para reclamar al Gobierno ayudas ante la crisis social que se suma a la pandemia del coronavirus.

Por redes sociales circuló una convocatoria a hacer sonar las cacerolas contra el “hambre y la miseria” que fue secundada por algunos vecinos.

Un centenar de vecinos protestó desde la mañana hasta la tarde en la localidad de El Bosque, en la periferia sur de Santiago, para denunciar la falta de alimentos y la pobreza que sufren a causa de la cuarentena decretada por el Gobierno para tratar de contener la pandemia por coronavirus.

“No es contra la cuarentena, es contra el hambre”, declaró uno de los manifestantes.

Asimismo, medios locales reportaron también el incendio de un autobús en el céntrico barrio de Estación Central y pequeñas barricadas en algunos otros puntos de la ciudad.