De acuerdo al Presidente electo recientemente de Colombia, Gustavo Petro, durante su administración no pretende extraditar a los exiliados venezolanos, apostando por el respeto de los derechos humanos de todas las personas en su país. 

Petro recordó una conversación sostenida hace algunos años con Hugo Chávez sobre estos temas, así lo afirmó en una entrevista concedida al País de España. 

“La primera discusión que yo tuve con Hugo Chávez en vida, y la última quizás antes de que muriese, fue precisamente sobre el respeto al sistema interamericano de derechos humanos, que para quienes hemos estado en la oposición en Colombia es valiosísimo. Muchos le debemos—incluido yo mismo—la vida. Y Chávez decidió sacar a Venezuela del sistema”, señaló el Presidente electo de Colombia. 

El dirigente izquierdista acotó que a Venezuela le irá mejor si hay un diálogo abierto entre todos los sectores, añadiendo que Colombia está dispuesta a ayudar en ese sentido.