Algunos eurodiputados criticaron las estrategias de liberación de prisioneros tomadas en diversas prisiones con aglomeraciones cuando estas no incluyen a presos políticos o de conciencia, como es el caso en muchos países fuera de la UE

La comisión del Parlamento Europeo celebró este lunes 11 de mayo, un debate sobre el impacto de la pandemia de la COVID-19 en la situación de las personas que se encuentran en centros de detención, como es el caso de las prisiones.

La mayoría de eurodiputados y expertos que participaron en la discusión destacaron que el brote de coronavirus ha llevado en muchas ocasiones a las autoridades penitenciarias de todo el mundo a imponer medidas draconianas, como una restricción severa de las horas de visita o planes de cuarentena similares a los de un confinamiento solitario indefinido.

Por esta razón, pidieron a las autoridades nacionales y a organismos de Naciones Unidas que continúen reforzando su labor de supervisión y vigilancia para asegurarse de que las autoridades penitenciarias respetan las reglas y obligaciones legales.

Algunos participantes recomendaron, usar la pandemia del coronavirus como una oportunidad para reflexionar de forma más amplia sobre las reformas penales, así como formular mejores políticas de rehabilitación y reintegración en la sociedad en el futuro.