“Los violentos conflictos armados en la franja de Gaza e Israel de estos días corren el riesgo de degenerar en una espiral de muerte y destrucción. Numerosas personas fueron heridas y muchos inocentes murieron, entre ellos también hay niños”, indicó el Papa Francisco durante el rezo del Ángelus

El Papa Francisco pidió este domingo 16 de mayo, el cese de la “terrible e inaceptable” violencia que sacude desde hace días la franja de Gaza y varias ciudades de Israel, y que causó cientos de muertos y heridos “inocentes, entre ellos niños”.

Francisco envió este mensaje tras el rezo del Ángelus y pidió que palestinos e israelíes retomen la senda del diálogo, también con la ayuda de la comunidad internacional, para que construyan “paz, justicia”, y puedan convivir como hermanos.

“Sigo con gran preocupación lo que está ocurriendo en Tierra Santa. Los violentos conflictos armados en la franja de Gaza e Israel de estos días corren el riesgo de degenerar en una espiral de muerte y destrucción. Numerosas personas han sido heridas y muchos inocentes han muerto, entre ellos también hay niños. Esto es terrible e inaceptable, su muerte es demostración de que no se quiere construir un futuro, sino que se quiere destruir”, condenó.

Jorge Bergoglio dijo que “el odio y la violencia creciente que está afectando varias ciudades en Israel es una herida grave a la fraternidad y a la convivencia pacifica entre los ciudadanos que será difícil de curar si no se abre el diálogo de inmediato” y se preguntó: “¿El odio y la venganza, a dónde llevarán?, ¿de verdad, pensamos crear paz destruyendo al otro?”

Recalcó que Dios ha creado a todos los seres humanos iguales en derechos, en deberes y en dignidad y los ha llamado a convivir como hermanos, entre ellos. “Hago un llamamiento a la calma y a quienes tienen responsabilidad para que cese el ruido de las armas y se inicie el camino de la paz, también con la ayuda de la unidad internacional”, dijo.

“Rezamos incesantemente para que israelíes y palestinos puedan encontrar el camino del diálogo y del perdón para ser constructores pacientes de paz y justicia, abriéndose paso a paso a una esperanza común, a una convivencia entre hermanos. Rezamos por los muertos, en particular por los niños, rezamos por la paz”, concluyó el Sumo Pontífice.

Esta madrugada, una nueva ola de bombardeos israelíes sobre Gaza, aumentó al menos a 174 la cifra de muertos en la franja palestina desde el comienzo de la actual escalada bélica, que alcanza este domingo su séptima jornada, informó el Ministerio de Sanidad del enclave costero.