Las declaraciones las emitió en un pasaje de su catequesis durante la audiencia general celebrada sin fieles en la biblioteca del palacio apostólico

El papa Francisco afirmó este miércoles, 25 de noviembre, que la Iglesia no es un mercado, un grupo de empresarios o un partido político, sino “la obra del Espíritu Santo”.

Francisco dedicó la catequesis de este día a la oración de la Iglesia y explicó que hay “cuatro características esenciales de la vida eclesial: escuchar la enseñanza de los apóstoles, cuidar la comunión mutua, partir el pan y la oración”.

Sostuvo que “todo lo que crece en la Iglesia fuera de estas coordenadas no tiene fundamento. Para discernir una situación debemos preguntarnos si está entre estas cuatro coordenadas”.

“Lo que no entra en estas coordenadas carece de la facultad del ser eclesial. Es como una casa construida sobre arena”, dijo.

Agregó que “a veces siento una gran tristeza cuando veo alguna comunidad que, con buena voluntad, toma el camino equivocado porque piensa en hacer la Iglesia en tertulias, como si fuera un partido político”.

También destacó que la Iglesia “no crece haciendo proselitismo” ,al citar la frase de Benedicto XVI: “La Iglesia no crece haciendo proselitismo, crece por atracción”.