Desde el sábado pasado también se decretó un estado de emergencia en las cárceles donde están recluidos integrantes de pandillas

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció este martes la detención de “un buen número” de pandilleros que serían los responsables de una reciente ola de homicidios en el país.

“La PNC (Policía Nacional Civil) ha capturado a un buen número de los (pandilleros) que cometieron y ordenaron los homicidios”, anunció el mandatario en su cuenta de Twitter, pero no precisó la cifra de detenidos.

Las autoridades reportaron entre el viernes y el domingo pasado, una escalada de violencia generada por las pandillas que provocó la muerte de poco más de medio centenar de personas en distintos puntos del país.

Antes del pasado fin de semana El Salvador, tenía un promedio de 2,3 homicidios diarios, uno de los más bajos de los últimos años.

Frente al súbito incremento de los homicidios, que ocurre en medio de una cuarentena obligatoria para contener el nuevo coronavirus, el gobierno de Bukele anunció el uso de la fuerza letal para combatir a las pandillas.

Las autoridades combinaron en las celdas a miembros de pandillas rivales, algo que no ocurría desde 2002, cuando se les separó para evitar muertes masivas en las cárceles.

Con información de AFP