Una de las líderes de la oposición bielorrusa, María Kolésnikova, indicó que las “facultades del actual presidente expiran el 5 de noviembre. Luego nos proponemos a celebrar nuevas elecciones en plena conformidad con los estándares internacionales y en presencia de observadores internacionales”

La oposición bielorrusa abogó este jueves por nuevas elecciones en el país, en las que podría participar también el presidente Alexandr Lukashenko, ganador de los comicios del 9 de agosto, según los resultados oficiales, que los opositores denuncian como fraudulentos.

“Las facultades del actual presidente expiran el 5 de noviembre. Luego nos proponemos a celebrar nuevas elecciones en plena conformidad con los estándares internacionales y en presencia de observadores internacionales”, dijo una de las líderes de la oposición bielorrusa, María Kolésnikova.

Según Kolésnikova, estrecha colaboradora de la candidata presidencial exiliada en Lituania, Svetlana Tijanóvskaya, en los nuevos comicios podrá tomar parte “cualquier ciudadano de Bielorrusia”, incluido Lukashenko, sin que se le ponga ningún impedimento.

El consejo coordinador para el traspaso pacífico del poder en Bielorrusia exigió este miércoles a Lukashenko “el comienzo inmediato” de las negociaciones con el fin de hallar una solución a la crisis política en el país.

“El consejo coordinador considera que el único medio de superar la crisis política es el inicio inmediato de las negociaciones y la creación de mecanismos para restablecer la legalidad y celebrar nuevas elecciones”, informó el órgano opositor en un escrito.

Lukashenko, que ha acusado al consejo de intentar tomar el poder y de ser una suerte de gobierno “paralelo” o “alternativo”, amenazó a su vez con disolver el órgano opositor en el que participan la Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich y otras destacadas personalidades de la sociedad bielorrusa.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE), decidieron este miércoles no reconocer los resultados de los comicios presidenciales en Bielorrusia, en los que Lukashenko cosechó el 80,1 % de los votos, según la Comisión Electoral Central bielorrusa.