Sin que la crisis sanitaria se haya cerrado, todo el planeta padece ya las consecuencias económicas, y las instituciones y gobiernos multiplican las medidas para combatir el desastre

Para acabar con la pandemia del coronavirus se necesita una “vacuna del pueblo”, declaró este jueves el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, mientras que Brasil y México se convertían en los países con más fallecidos diarios por COVID-19 en el mundo.

América Latina está sufriendo de pleno el azote de la pandemia, donde se registran cerca de 1,2 millones de contagios y unos 57.500 fallecidos.

México superó por primera vez el trágico umbral del millar de muertos por la covid-19 en un día, justo en la semana que el gobierno se disponía a la reactivación de su vida económica y social tras más de dos meses de confinamiento.

Este jueves México reportaba 1.092 fallecidos (11.729 en total), y Brasil 1.349 (32.548).

Se teme que en los próximos días Brasil supere a Italia, como el tercer país con más fallecimientos en el mundo.

“Nada indica que la curva [de mortalidad] se reducirá” a corto plazo en Brasil, dijo el presidente de la Federación internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), Francesco Roca, en declaraciones a la AFP.

En la región de Bahía (noreste), rige desde este miércoles un toque de queda nocturno en 19 municipios del sur del estado para frenar la propagación.

Perú, por su parte, anunció que importará oxígeno para usarlo con fines medicinales en pacientes hospitalizados, ante la escasez existente, y lo declarará “bien estratégico”.

Con información de AFP