La OMS convocó para el venidero 23 de junio un comité de urgencia con el fin de evaluar si el brote de viruela símica en países no endémicos representa una emergencia internacional de salud pública

La directora regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para África, Matshidiso Moeti, confirmó este jueves que, hasta el momento, ocho países de ese continente han notificado casos positivos de la viruela símica.

Durante una conferencia de prensa virtual, la funcionaria detalló que de los 39 países que han confirmado cerca de 1.900 pacientes con el virus, ocho pertenecen al continente africano.

Nigeria es el país más afectado por la enfermedad con 36 casos, seguido por la República Democrática del Congo con diez, la República Centroafricana con ocho, Ghana tiene cinco, Benín y Camerún con tres casos, y Marruecos con uno.

Además, Moeti acotó que otros países como Guinea, Mozambique, Liberia, Sudán, Uganda, Sierra Leona y Etiopía, sin incidencia previa, han declarado casos sospechosos.

“Con la OMS en África, ya estamos ampliando el apoyo a los países para que aumenten con urgencia la capacidad de realizar pruebas para la viruela del mono, además de tratar de proporcionar miles de pruebas para el continente”, comentó.

La representante del ente mostró preocupación por el panorama de desigualdad que caracteriza a África, y las repercusiones que tuvo durante la pandemia de la Covid-19.

“En cuanto a la vacuna, se aprobó una de las vacunas contra la viruela más nuevas y seguras como un medio para prevenir la viruela símica”, aseguró Moeti, afirmando que África necesita “estar adecuadamente preparada” y así garantizar “un acceso justo a vacunas y a tratamiento”.

Por su parte, el nuevo director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (África CDC), Ahmed Ogwell, sugirió que “cualquier campaña de vacunación contra la viruela del mono” debería empezar en ese continente para evitar que la enfermedad se expanda con rapidez, ante al carácter endémico del virus en varios naciones de la región.

La OMS convocó para el venidero 23 de junio un comité de urgencia con el fin de evaluar si el brote de viruela símica en países no endémicos representa una emergencia internacional de salud pública.