Actualmente existe un “número preocupante” de infecciones bacterianas que cada vez son “más resistentes” a los medicamentos tradicionales, apunta el organismo

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advierte que el aumento del uso de antibióticos que se ha producido durante la pandemia por la COVID-19, incrementará las resistencias bacterianas y, por ende, la carga de enfermedades y la mortalidad.

En tal sentido, Adhanom recuerda que en la guía “Gestión clínica actual de COVID-19, Orientación provisional”, el organismo explicó el uso apropiado que se tiene que realizar de la terapia con antibióticos a la hora de tratar a los pacientes.

“Cuanta más evidencia reunimos, más claro está que el mundo está perdiendo su capacidad para usar importantes medicamentos antimicrobianos. En algunos países ya hay un uso excesivo de antibióticos y agentes antimicrobianos, tanto en personas como en animales”, apunta.

Adhanom descarta la necesidad de encontrar nuevos modelos para incentivar la investigación de nuevos medicamentos y antibióticos, poniendo como ejemplo el esfuerzo que se ha realizado a la hora de llevar a cabo el estudio “Solidaridad” en el que se están analizando los diferentes tratamientos para la COVID-19.