La reunión se produce cuando Moscú marca la derrota de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial

El presidente francés, Emmanuel Macron, llegó a Berlín este lunes para conversar con el canciller alemán Olaf Scholz sobre la guerra en Ucrania .

Es el primer viaje del líder francés al extranjero, desde que fue reelegido para un segundo mandato el mes pasado.

Fue recibido con honores militares en la cancillería antes de una reunión a puerta cerrada y una cena de trabajo programadas.

Se espera que las conversaciones de los líderes se centren en la agresión de Rusia en Ucrania y subrayen “la fuerza de la asociación franco-alemana”, dijo el Palacio del Elíseo en un comunicado.

Macron quiere una ‘comunidad europea’ más amplia

El lunes temprano, Macron se dirigió al Parlamento Europeo en Estrasburgo y pidió una serie de reformas radicales para renovar la UE. Su discurso marcó el final de un gran diálogo ciudadano mirando el futuro del bloque.

También llegó el 9 de mayo, cuando la UE suele conmemorar la paz y la unidad en Europa. Pero este año la ocasión se vio ensombrecida por la guerra en Ucrania. La fecha también es  el Día de la Victoria en Rusia,  donde el triunfo de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi se marcó con un desfile militar.

“Hemos dado dos imágenes muy diferentes del 9 de mayo”, dijo Macron. “Por un lado, había un deseo de una demostración de fuerza e intimidación y un discurso decididamente bélico, y aquí había… un asociación de ciudadanos y parlamentarios, nacionales y europeos, para un proyecto sobre nuestro futuro.”

En su discurso, Macron dijo que tomaría “años, si no décadas” para que un candidato como Ucrania se uniera a la UE bajo los protocolos actuales, incluso si Kiev “ya es miembro de la familia de la Unión Europea”.

Propuso la formación de un nuevo tipo de “comunidad política europea” que permitiría a los estados democráticos fuera de la UE, como Ucrania, unirse a los “valores fundamentales europeos”.

Mientras tanto, el 8 de mayo, cuando Francia y Alemania recordaron la capitulación de la Alemania nazi en 1945, Scholz dijo que “no podría haber paz bajo la dictadura rusa” en Ucrania y dijo que ni Kiev ni Berlín lo aceptarían. Dijo que estaba “convencido” de que el presidente ruso, Vladimir Putin, no ganaría el conflicto. 

“Ucrania prevalecerá. La libertad y la seguridad triunfarán, tal como la libertad y la seguridad triunfaron sobre la opresión, la violencia y la dictadura hace 77 años”, dijo Scholz.