Desde el viernes en la tarde se reportaron réplicas de variada intensidad luego del terremoto de 6,4 del martes pasado

Un sismo de magnitud preliminar de 5,9 sacudió este sábado Puerto Rico, que desde la tarde del viernes registra réplicas de diferente intensidad tras el terremoto de 6,4 que golpeó la isla el pasado martes y causó un muerto, cerca de 2.000 refugiados y miles de viviendas dañadas.

La Red Sísmica de Puerto Rico informó que no hay aviso, advertencia o vigilancia de tsunami para el país e Islas Vírgenes por este último temblor.

El movimiento se localizó en un punto situado entre la latitud 17,937 y la longitud -66,717 a una profundidad de 32 kilómetros, a 14,8 kilómetros al sur de Peñuelas, y a él siguieron cuatro réplicas, dos de las cuales superaron la magnitud 4.

La isla caribeña sufre desde el viernes un repunte de la actividad sísmica que ha incrementado todavía más la inquietud entre la población, en especial en los municipios del suroeste del territorio caribeño, donde crece el temor ante la continuidad de los temblores.

Desde el viernes, la Red Sísmica de Puerto Rico ha registrado más de una decena de réplicas, algunas de intensidad considerable.

La más destacada se registró a las 6:30 pm del viernes, con magnitud 5,2, y se sintió en todo Puerto Rico, generando gran sobresalto entre la población.

A pesar de que el temblor se localizó, de nuevo, al suroeste de la isla, en el mar, fue sentido con fuerza en todo el territorio puertorriqueño, donde se volvieron a registrar escenas de pánico entre la población.

El director de la Red Sísmica, Víctor Huérfano, pidió a la ciudadanía no bajar la guardia ante la posibilidad de nuevos temblores y advirtió de que la actividad continúa y se prolongará durante días.

A última hora del viernes, se registró otro temblor con epicentro a 7,04 kilómetros al sur de Guayanilla con una magnitud de 4,8.