El Organismo Internacional de Energía Atómica confirmó este miércoles que Rusia notificó haber tomado los alrededores de la planta nuclear Zaporiyia, considerada la más grande del mundo y ubicada en Ucrania.

Rafael Grossi, director del OIEA, informó en un comunicado que los diplomáticos rusos en Viena le dijeron al OIEA que personal de la planta continúa su trabajo de proporcionar seguridad nuclear y monitorear la radiación en el modo normal de operación, y que “los niveles de radiación permanecen normales”, señaló la agencia Xinhua.

Autoridades ucranianas mostraron un video en el que se observa a civiles intentando bloquear el avance de los militares rusos.