Uno de los principales logros del acuerdo es “mantener el libre comercio para todos los bienes originarios de la región, por lo que las exportaciones mexicanas seguirán gozando del acceso preferencial y continuarán exentas del pago de arancel en los mercados estadounidense y canadiense”

Por 114 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones, el Senado de México ratificó el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor en 1994.

En el segundo día de un periodo extraordinario de sesiones, los senadores aprobaron el dictamen que ratifica el T-MEC, convirtiendo a México en el primero de los tres socios en hacerlo.

La renegociación del TLCAN se inició en agosto de 2017 a instancias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que lo calificaba del peor acuerdo comercial en la historia de su país.

Las partes firmaron el nuevo instrumento el 30 de noviembre de 2018, el último día de mandato del hoy expresidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018), y para que entre en vigor debe ser ratificado por las ramas legislativas de los tres países.

De acuerdo con el dictamen aprobado, tras 25 años de vigencia el TLCAN permitió a México aumentar 6,8 veces su comercio con el mundo y 5,4 veces su intercambio con América del Norte, así como posicionarse como un destacado destino para la inversión extranjera directa, recibiendo 539.868 millones de dólares en el periodo 1999-2018.