El canciller mexicano Marcelo Ebrard, dio algunos detalles sobre el asilo otorgado desde su gobierno a Evo Morales.

“No vemos con buenos ojos un régimen militar en Bolivia, Evo Morales fue electo para gobernar hasta enero 2020 y no hay razón para que este asilo se convierta en una confrontación con los países que piensan distinto”, aseguró Ebrard, quien a la vez expresó que dos cancilleres habían aplaudido dicha acción.

Es por ello que esperarán las próximas acciones desde el país sudamericano, para evaluar las futuras relaciones entre ambas naciones.

De igual manera indicó que desde su gobierno no pueden proponer acciones en Bolivia, debido a que sería una injerencia, y ellos solo se dedicaron a salvaguardar la vida del mandatario boliviano.

“No hay razón, a mi modo de ver, para que el tema de Evo Morales, se convierta en una confrontación entre todos los países de América Latina”, prosiguió.

De igual manera, precisó que el gobierno de ese país no revelará la residencia del renunciante Evo Morales, por razones de seguridad y reafirma su tesis de que en Bolivia “hubo un golpe de estado”.