“Desde marzo, nuestras vidas han cambiado drásticamente”, expresó

La primera dama de Estados Unidos, (EEUU), Melania Trump, realizó un discurso, este martes 25 de agosto, donde reconoció el dolor provocado por la pandemia del coronavirus y ofreció consuelo a las víctimas en ese país.

Agregó que “el enemigo invisible, COVID-19, inundó nuestro hermoso país y nos impactó a todos”.

“Mi más profunda simpatía va con todos aquellos que han perdido a un ser querido, y mis oraciones están con aquellos enfermos y en sufrimiento”, dijo.

Asimismo, comentó la agitación racial que vive el país, con olas de protestas ante los repetidos casos de brutalidad policial contra ciudadanos afroamericanos.

“Es una realidad dura. No estamos orgullosos de partes de nuestra historia. Animo a la gente a centrarse en nuestro futuro, mientras todavía aprendemos de nuestro pasado”, destacó.