A finales de 2019, Turquía inició una incursión militar en Siria para tomar el control de una franja del país vecino y expulsar de su zona fronteriza a las milicias kurdosirias

Al menos cuatro miembros de una misma familia, entre ellos tres niños, murieron este miércoles en un ataque perpetrado supuestamente por Turquía el este de la localidad de Ain Issa, una zona controlada por tropas kurdas en el noreste de Siria, informaron diversas fuentes.

La agencia oficial de noticias siria SANA afirmó que una familia de tres hijos y su padre murieron, mientras que la madre resultó gravemente herida como resultado de “un ataque de las fuerzas de ocupación turcas en la aldea de Al Safawiyeh, al este de la ciudad de Ain Issa, cerca de la carretera internacional (M4)”.

El observatorio Sirio de Derechos Humanos, ONG cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, informó de que además otra de sus hijas resultó herida después de que la aldea fuera objeto de “bombardeos con misiles por las fuerzas turcas y sus facciones leales”.

Hasta el momento, Turquía no ha reaccionado ante esta información.

El Observatorio recordó que el pasado 20 de julio, un ciudadano murió y dos resultaron heridos en un ataque de las fuerzas turcas y sus facciones leales en la carretera internacional M4 con ametralladoras medianas y pesadas.

A finales de 2019, Turquía inició una incursión militar en Siria para tomar el control de una franja del país vecino y expulsar de su zona fronteriza a las milicias kurdosirias, a las que considera terroristas, alegando también que quería establecer allí a un gran número de refugiados sirios.