El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, condenó el miércoles el ataque iraní con misiles contra bases iraquíes utilizadas por tropas estadounidenses, en represalia al asesinato del general Qasem Soleimani.

“Condeno los ataques con misiles iraníes contra las fuerzas estadounidenses y de la coalición en Irak. La OTAN exhorta a Irán a abstenerse de más violencia”, tuiteó Stoltenberg. 

Un funcionario de la OTAN dijo que no hubo víctimas entre las tropas en su misión de entrenamiento en Irak. 

Soleimani murió en un ataque de drones estadounidenses, el 3 de enero, en Bagdad.