“Esos objetivos, e Irán mismo, serán golpeados muy rápido y muy duro”, dijo el presidente estadounidense en su cuenta de Twitter como respuesta a las bandera roja izada en la mezquita de Jamkaran, y representa venganza por la “sangre derramada injustamente”

“Irán habla audazmente de atacar ciertos activos de Estados Unidos como venganza por librar al mundo de su líder terrorista”, denunció el presidente Donald Trump, quien amenazo con atacar 52 sitios iraniés en caso de que algunas de sus sedes sea atacada.

El Jefe de Estado advirtió que “¡Estados Unidos no quiere más amenazas!” y añadió que “si Irán ataca a cualquier estadounidense o activo estadounidense, tenemos apuntados 52 sitios iraníes (que representan a los 52 rehenes estadounidenses tomados por Irán hace muchos años)”.

Reiteró que los lugares seleccionados son de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní. “Esos objetivos, e Irán mismo, serán golpeados muy rápido y muy duro”.

Trump comentó que general iraní Qasem Soleimani acababa de matar a un estadounidense e hirió gravemente a muchos otros, sin mencionar a todas las personas que había asesinado durante su vida.

También aseguró que cientos de manifestantes iraníes, estaban atacando la embajada de EE.UU. y se preparaban para ataques adicionales en otros lugares.