Benjamín Netanyahu, primer ministro israelí, planteó al jefe de los servicios de Inteligencia de Egipto, Abás Kamel, “los mecanismos y procesos para evitar el fortalecimiento del Hamás y su uso de los recursos que serán dirigidos a la población civil en el futuro”

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, recibió este domingo 30 de mayo, en su residencia, al jefe de los servicios de Inteligencia de Egipto, Abás Kamel, con quien trató el refuerzo de la tregua con las milicias de Gaza y pidió el retorno de dos civiles y de los cuerpos de dos soldados israelíes retenidos en la Franja.

El jefe de Gobierno israelí se reunió en Jerusalén con una delegación de seguridad egipcia, de alto rango encabezada por Kamel, de visita en la región para consolidar el cese el fuego, que el 21 de mayo acabó con la escalada bélica entre Israel y el movimiento islamista Hamás.

En su encuentro, Netanyahu planteó a Kamel “la demanda de Israel para el pronto regreso de los soldados (dos militares israelíes muertos en la operación Margen Protector de 2014, cuyos cadáveres siguen retenidos en Gaza) y civiles detenidos en la Franja”, un asunto que el Gobierno israelí pone sobre la mesa como parte de las negociaciones para la reconstrucción del enclave, que lidera Egipto.

Además, ambos “debatieron el refuerzo de la cooperación entre Israel y Egipto, así como problemas regionales”, explicó la oficina de Netanyahu en un comunicado.

A su vez, trataron “los mecanismos y procesos para evitar el fortalecimiento de Hamás y su uso de los recursos que serán dirigidos a la población civil en el futuro”, una de las principales exigencias de Israel para llevar a cabo una rehabilitación del enclave, con extensos daños materiales tras la última operación militar del Ejército israelí.

Netanyahu estuvo acompañado en la reunión por el ministro de Inteligencia, Eli Cohen, y el asesor de Seguridad Nacional, Meir Ben Shabat. Este último se encontró horas antes con Kamel en “una larga reunión” para tratar las mismas cuestiones.